• 1
    Mar
    , by Alex

Tal y como adelantábamos a través de las redes sociales de Alex Txikon, los escaladores han regresado al Campo Base este mediodía. Aquí esperarán hasta que las condiciones mejoren y puedan lanzar otro ataque. Los iraníes, por su parte, han decidido renunciar definitivamente y volver a casa.

A las 8:00 de la mañana comenzaba la jornada para ellos. Han abandonado el C1 (5.050m) con la vista puesta en el C2 (6.100m), pero al llegar a los 5.300ms de altura han decidido parar y emprender el descenso: “La misma pala previa al muro Kinshoffer que habíamos equipado y escalado totalmente helada, aparecía hoy nevadísima, nos cubría hasta la cintura”, comunicaba Txikon a través del walkie. Lo cierto es que no daban por imposible poder llegar al C2, pero lo hubieran hecho dejándose el resto y probablemente hubieran llegado demasiado tarde como para comenzar a buscar y desenterrar la tienda que tienen establecida allí.

Aparte de las dificultades, también el riesgo de avalanchas los ha hecho volver. “Ayer, de camino, fuimos testigos de varias avalanchas y otras tantas señales de avalanchas previas; la verdad es que hoy tampoco hemos encontrado el terreno del todo seguro”.

Por lo tanto, los escaladores se encuentran ya en el CB donde esperarán a que las condiciones del terreno mejoren y la meteo les regale otra oportunidad.

La principal novedad es que los tres escaladores iraníes que acompañaban a Txikon han decidido esta misma tarde dar por terminada la expedición y volver a casa: “Consideramos que la montaña está demasiado cargada de nieve, el terreno está peligroso y, además, desde nuestro país nos informan que el tiempo no va a cambiar sustancialmente; de modo que, al menos nosotros, lo vemos imposible esta vez”, aclaraban..