• 11
    Feb
    , by Alex

Hoy el día ha amanecido muy bueno, pero el nerviosismo se apodera de nosotros ya que en breve volveremos a medirnos con el Everest. Nos preparamos mentalmente, imaginamos lo que nos espera, tratamos de memorizar la cascada de hielo del Khumbu, la gran rimaya a 6700mt, etc. Tenemos la motivación por las nubes, pero también muy presente que enorme “sopapo” que nos puede dar el Everest.
Hoy Oscar ha cumplido los 43 años y hemos podido hacer un hamaiketako en “la calle”. Después los cinco “occidentales” hemos dado un paseo caminando, morrena arriba. Pechambe, Tenzen y los demás nepaleses han preferido quedarse apostando a las cartas como suele ser habitual; ellos le llaman timepass. Nosotros hemos caminado, conversando junto a la perrita Khumbu, que también ha querido acompañarnos. Diego inmortalizaba estos momentos únicos mientras Oscar y yo poníamos nuestras piernas a punto buscando sensaciones que, por cierto, han sido muy positivas.
Foto: Diego Martínez - @DiegoMartinezPh
Mis compañeros me han apodado “el chatarrero del Khumbu”, porque nos hemos acercado a la zona donde afloran objetos que arrastran los hielos del glaciar, y yo no paro de encontrar cosas que me parecen valiosas, testigos de expediciones del pasado… pero que para los demás no son más que chatarra. En fin, este “chatarrero del Khumbu” pronto saldrá hacia los campos de altura. Si todo sigue según lo previsto, el finde semana lo pasaremos por arriba, mientras Sergio, Eneko, Diego y el resto nos apoyan desde el Campo Base.
Hasta pronto amigos

.