• 11
    Feb
    , by Alex

Descendimos del Campo 2 el día 7 de febrero, en condiciones durísimas y con una sensación agridulce por no haber conseguido llegar al Campo 3. Qué le vamos a hacer, la montaña es la que manda.
Estos días atrás hemos descansado, recibido la visita de amigos y hoy, por fin, hemos disfrutado del primer día sin viento en el Campo Base: incluso nos acercamos al chorten a pedir buena suerte y buenos presagios. Hoy es un día de planificación y preparativos para el siguiente “pegue” al Everest. Saldremos, si el tiempo lo permite, el miércoles o el jueves hacia la pared del Lhotse para instalar el Campo 3 y, si es posible, luego continuaremos fijando la ruta hacia el Collado sur, a 8.000 metros, con la intención de montar allí el Campo 4. Si conseguimos todo esto, después estaríamos preparados para lanzar un asalto a cumbre. Somos optimistas, creemos que vamos a tener la oportunidad con la que tanto soñamos. Además, este año se cumple el 40 aniversario de la primera ascensión inverna al Everest, a cargo de los polacos Krzysztof Wielicki y Leszek Cichy, y eso nos motiva aún más. Mi intuición me dice que, tal vez, entre el 25 y el 29 de febrero podría llegar el día... pero ya veremos. Iremos paso a paso.
Foto: Diego Martínez.