• 23
    Jan
    , by Alex

Texto: Igone Mariezkurrena (CB Nanga Parbat)
23/01/2016

Objetivo cumplido para la cordada liderada por Alex Txikon: ruta equipada hasta el C3 (6.700m). Han descartado, por el contrario, la idea de pasar noche a dicha altura debido a que se espera que en menos de 24 horas lleguen vientos de hasta 160km/h. En estos momentos descansan ya dentro de sus sacos en el C2 (6.100m) desde donde mañana podrán emprender un descenso más rápido minimizando así el peligro de exponerse a las fuertes ráfagas.

De 8:00 a 17:00; nueve horas de trabajo para terminar de equipar los 500 metros que separan el C2 del C3. “Las primeras dos horas han sido heladoras, a la sombra, menos mal que contábamos con las cuerdas que Ali y yo fijamos anteriormente hasta los 6.500m”, aclaraba Txikon vía walkie.

Sin embargo, los últimos 200 metros hasta el C3 (6.700m) transcurren prácticamente en su totalidad sobre hielo vivo, y el de Lemoa ha reconocido que les ha costado más de lo esperado: “No pensábamos que nos iba a llevar tanto tiempo, la verdad. El hielo aquí está durísimo, tenemos los gemelos y los dedos reventados de cramponear frontalmente”.

De todas formas, se muestran contentos y satisfechos, conscientes de que haber alcanzado los 6.700m es clave de cara a la siguiente incursión que podrían acometer ya con en ataque a cumbre en mente.

Durante la jornada de hoy han fijado en total 400 metros de cuerda y han depositado diversas estacas, tornillos de hielo y pitones en el C3, al que no han subido, sin embargo, la tienda dado que ya iban “demasiado cargados”.

Una de las características propias del Nanga Parbat (8.126m) invernal es la constante volatilidad de las condiciones meteorológicas: esperábamos una estupenda ventana hasta el lunes 25, pero ahora parece que se acercan unos diez días de fuertes vientos que harán imposible el trabajo en la montaña. Quizás un nuevo giro nos sorprenda en breve. Por de pronto, Txikon, ‘Sadpara’ y Nardi estarán de vuelta en el CB mañana..

NOTICIAS RELACIONADAS