Alex Txikon nació en Lemona (País Vasco) en 1981 y es el menor de 13 hermanos. Fue precisamente uno de sus hermanos quien le introdujo al montañismo, por así decirlo, tan pronto como Alex aprendió a caminar: a los tres años, alcanzó la cumbre del Gorbea, la montaña icónica de Euskadi. También fue precoz en su estreno en los ochomiles: holló la cima del Broad Peak (8.047m), en el Karakorum pakistaní, con solo 21 años.
En la actualidad, con 38, el alpinista ya cuenta en su historial con más de 30 expediciones y la cima de 11 de los llamados “14 ochomiles”, es decir, las 14 montañas con más de ocho mil metros de altura del planeta (todas ellas ubicadas en los Himalayas de Nepal, Pakistán y Tíbet). Además, en la última década se ha especializado en expediciones himaláyicas en época invernal. De hecho, es el único alpinista que lidera equipos invernales al Himalaya cada año desde 2011. De especial relevancia es la gesta realizada en el invierno de 2016 cuando, junto al pakistaní Ali Sadpara y el italiano Simone Moro, Alex Txikon consiguió la primera cima invernal del Nanga Parbat (8.126m). Desde entonces, ha lanzado intentos invernales al Everest, en 2017 y 2018, y al K2, en 2019. El 14 de diciembre de este año, Txikon partirá hacia una aventura de tres semanas que combinará navegación a vela, aproximaciones con esquís y escaladas a cumbres vírgenes o a través de nuevas rutas, en las islas Shetland del Sur, en la Península Antártica. Después, ya en enero de 2020, regresará a Nepal en pleno invierno con un doble objetivo: en primer lugar escalará el Ama Dablam y, seguidamente, volverá a verse las caras con el Everest.