Txikon, ‘Sadpara’, Moro y Lunger retrasan al menos hasta la madrugada del 7 –domingo–, la rotación que preveían emprender hoy

Texto: Igone Mariezkurrena (CB Nanga Parbat)
05/02/2016

Parece que la breve ventana que esperaban se abriese hoy se va a hacer esperar unas horas más. Están siendo días medianamente agradables aquí en el Campo Base (algunos más soleados que otros, también varía la temperatura), pero a diario escuchamos y observamos frustrados que el viento sopla muy fuerte allí arriba, abortando cualquier intento por encima del C1 (4.800m).

De modo que, estas jornadas atrás, a los cuatro escaladores –Txikon y ‘Sadpara’, y Moro y Lunger– no les ha quedado más opción que turnarse glaciar arriba y abajo para mantener la huella y, lo que es igualmente importante, evitar perder musculatura y forma física.

Hoy ha sido el turno de Ali ‘Sadpara’ y Simone Moro. Tras ser testigos ayer de cómo una enorme avalancha barría la ruta Messner cuya onda expansiva llegaba hasta el mismo Campo Base, hoy han querido acercarse hasta el C1 (4.800m) para chequear el estado de la tienda que podía haberse visto afectada. Afortunadamente, aunque el alud ha violentado un poco las fijaciones, la tienda se encuentra en perfectas condiciones. Han continuado un poco más arriba, hasta los 5.200m aprox., y han comprobado que las condiciones del terreno, hasta las primeras palas heladas –hasta las primeras cuerdas fijas–, son francamente buenas –nieve dura y poco profunda–.

Ya por la tarde, a su regreso, Txikon, ‘Sadpara’, Moro y Lunger se han vuelto a reunir para analizar lo que cuentan las previsiones meteorológicas y trazar así una posible estrategia para los próximos días.

Parece, aunque en el Nanga Parbat hemos aprendido a ser más que precavidos y a hablar con muchas reservas porque todo puede cambiar de la noche a la mañana, que los días 7, 8 y quizás también el 9 de Febrero serán hábiles para una nueva rotación que, sin embargo, difícilmente podrá dar margen para avanzar mucho más allá del C3 (6.700m). En cualquier caso, servirá para que los cuatro escaladores recuperen ese punto de aclimatación que probablemente han perdido tras más de 12 días sin poder superar los 5.100m. El objetivo es moverse en la medida de lo posible.

DCIM100GOPROGOPR0442.

DCIM100GOPROGOPR0439.

IMG_1625_S

C1_check_S

Sadpara_C1_check_S

Moro_aboveC1_S

Avalanche

Sadpara_AfterAvalanche

 

       

Últimas noticias

 
DESAFÍO | Donde casi todo se acaba
En medio de Azpeitia, dentro de la ambulancia, a punto de que mi vida se apague, pregunto a Andoni Ormazabal una y otra vez:  Andoni, hiltzen ari naz!! Andoni hil ingo naz?? Mediados de marzo. Aún nos encontramos en Nepal; ya rondan en mi cabeza nuevos retos y sobre todo pienso que volveremos a intentar el
CRÓNICA | ¡Hasta pronto, Everest!
Esto no es un adiós, es un hasta luego. El Everest no ha querido que este año conquistemos su corazón, pero lo que tengo claro es que a mí sí que me ha robado el corazón. Sueño, cada día, desde el 25 de diciembre que salimos de casa, con llegar a esos 8848 metros que