Primer porteo al C1 (4.850m): 70 kilos de material depositados

Primera y más que satisfactoria jornada de trabajo en el Nanga Parbat para el equipo integrado por Alex Txikon, Daniele Nardi y Ali ‘Sadpara’. Dos días después de llegar a la denominada ‘Pradera de las Hadas’ (4.200m) y tras la puesta a punto del Campo Base, los tres alpinistas han aprovechado el día de hoy para realizar un primer porteo al que será su primer campo de altura (C1, 4.850m) este invierno.

La experiencia es un grado, sabían que tanto en la travesía hasta el glaciar como también más arriba encontrarían nieve profunda, de modo que se han provisto de raquetas y trineos para cargar con todo el material y arrastrarlo así con más facilidad. Otra de las expediciones que apunta este invierno al Nanga Parbat había abierto huella hasta el comienzo de la morrena (4.450m), pero no más allá, de modo que han sido horas de duro trabajo para la cordada internacional.

A diferencia de lo que ocurre en estas primeras rampas donde se acumula la nieve levantada por el viento, las paredes más altas y tiesas del Nanga Parbat se presentan esta vez más peladas y heladas que el año pasado. Un extremo, sin duda, a tener en cuanta a la hora de trazar una estrategia acertada.

Han depositado, en total, 70kg de material a 4.850 metros de altura, antes de emprender la vuelta al Campo Base. Ha sido un día formidable, el tiempo ha acompañado, aunque estas fechas sólo contamos con unas dos horas y media de sol al día. Eran las 9:00 de la mañana cuando arrancaban del CB, y alrededor de la 18:00 de la tarde cuando regresaban, ya de noche. Mañana día de descanso, y para pasado mañana parece que llega una nevada bastante fuerte. Día a día.

ATxikon_c1_1_s

ATxikon_c1_2_s

ATxikon_c1_3_s

ATxikon_c1_4_s

ATxikon_c1_5_s

ATxikon_c1_6_s

ATxikon_c1_7_s

ATxikon_c1_8_s

ATxikon_c1_9_s

ATxikon_c1_10

       

Últimas noticias

 
CRÓNICA | ¡Hasta pronto, Everest!
Esto no es un adiós, es un hasta luego. El Everest no ha querido que este año conquistemos su corazón, pero lo que tengo claro es que a mí sí que me ha robado el corazón. Sueño, cada día, desde el 25 de diciembre que salimos de casa, con llegar a esos 8848 metros que
AX | ¡Sorpresas te da la vida!
En ese instante de felicidad en el que pensaba que la mayor experiencia de mi vida no podría superarse, llega el italiano Reinhold Messner (Tirol del Sur, 1944) al Campo Base, mi mayor ídolo e inspiración, para apoyarme en mi reto de intentar ascender el Everest en invierno y sin oxígeno artificial. “El dios de