Hacia el Nanga Parbat

Tenemos objetivo para este comienzo de 2015: Nanga Parbat (8.126m) invernal. Tras la frustración que supuso ver desvanecerse el proyecto del K2, este nuevo reto nos ha devuelto la ilusión de viajar a Pakistan y escalar. Lo haré junto a dos compañeros y amigos paquistanís: Muhammad Ali ‘Sadpara’ y Muhammad Kan.

Alex etxean bidoiekinPartimos hoy mismo desde Bilbao hacia Islamabad, al encuentro del Nanga Parbat, la novena montaña más alta del mundo y la segunda más alta de Pakistán. Situado en el extremo occidental del Himalaya, es uno de los dos últimos ochomiles vírgenes en invierno. Sólo la apodada por los alemanes como ‘la montaña asesina’ y el K2 (8.611m) se resisten a permitir que nadie alcance su cima en la estación más fría del año. Y no por falta de interés ni de persistencia. Es, sin duda, el ochomil que más veces ha sido intentado en invierno. Una veintena de expediciones desde el primer intento en 1989, en las que la máxima altitud alcanzada fueron 7.800 metros en 1997.

nanga_webSerá mi primera incursión en el Nanga Parbat, y quiero intentarlo por la vertiente Diamir (una de las tres caras que muestra la montaña) aunque la elección definitiva de la ruta la haremos allí. Puede que optemos por la Kirshoffer, o puede que por la Messner; lo decidiremos una vez hayamos comprobado las condiciones sobre el terreno. Tras la obligada ruta por carretera y la posterior marcha de aproximación a pie, esperamos poder llegar al campo base a finales de la semana que viene y ponernos a trabajar en la pared cuanto antes.

El equipo
Escalaré junto a Muhammad Ali ‘Sadpara’ (de Sadpara) y Muhammad Kan (de Macholu), dos hombres de sobra curtidos en el Himalaya que considero serán excepcionales compañeros de cordada.
Por lo demás, a partir del 1 de Febrero contaremos con conexión a Internet en el campo base, así que todo el que quiera, a través de crónicas e imágenes que vayamos colgando, podrá seguir de cerca el transcurso de la expedición. Eskerrik asko denei!!!

       

Últimas noticias

 
AX | Valoración de la expedición invernal del Everest (8848 m)
Ahora que ya ha pasado un mes desde que volvimos de la expedición invernal del Everest sin uso de oxígeno artificial, me veo en condiciones de hacer una valoración. Sin duda, ha sido uno de los retos más duros a los que me he enfrentado, y no sólo por las condiciones más extremas, sino por
CRÓNICA |Ataque a cumbre ¡Vamos allá!
Tras la llegada al Campo 2 (6400m) y permanecer allí un día aclimatándonos, estamos preparados para el asalto a la cumbre. Ha sido una noche dura en el Campo 2 con temperaturas mínimas de -35° y un viento helador. Por suerte, hemos podido avanzar y ya estamos en Campo 3 (7100 m). Para variar, la