El comienzo de un nuevo ciclo junto a Trangoworld

Mañana 2 de Diciembre presentaremos ante los medios la inminente ‘Expedición Invernal Nanga Parbat 2016’. Será a las 10:30 en Bilbao, y aprovecharemos la ocasión para anunciar también que me incorporo al equipo Trangoworld con enorme ilusión y muchas ganas de colaborar.

TXIKON_TRANGOWORLD_5

Estreno patrocinador para la invernal del Nanga Parbat: confiaré para este gran reto en las prestaciones técnicas de la gama textil TRX2 de Trangoworld así como en las de sus mochilas, tiendas y sacos. Sin duda, experiencias extremas como esta –y las futuras– servirán para seguir mejorando la línea de productos más técnica y avanzada de Trangoworld: la TRX2.

Llevan casi 90 años dedicados al mundo del outdoor, de modo que les estoy muy agradecido por haber fijado su atención en mi trayectoria himalayista y por haberme además transmitido su satisfacción ante este nuevo ciclo como embajador de su marca en el mundo.

Encantado participaré activamente en el diseño y desarrollo de nuevos modelos que den respuesta a las necesidades del alpinismo más comprometido, y testaré de buena gana los resultados que vayamos obteniendo. Sin duda, incorporarme a un equipo de gente cercana dispuesta a interactuar me genera mucha confianza, seguridad e ilusión.

Os espero en la rueda de prensa de mañana para contaros todos los detalles de nuestro inminente proyecto en el Nanga Parbat; a las 10:30 en Bilbao, en la oficina CaixaBank de la Gran Vía 38.

TXIKON_TRANGOWORLD_2

TXIKON_TRANGOWORLD_7

       

Últimas noticias

 
CRÓNICA | Experiencia en el trekking + llegada al Campo Base
Ya estamos en el Campo Base del Everest. Este año hemos llegado dos días antes que el año pasado. Para llegar aquí hemos transcurrido por el famoso Trekking al Campo Base, el cual, hemos finalizado en 8 días. Hemos vivido momentos increíbles ya que el sol nos ha acompañado en todos los días, excepto en
CRÓNICA | Rumbo al Everest
Es hora de volar hacia Nepal y dejar atrás Bizkaia. Comienza la aventura. Un año más nos adentramos en los rincones que esconde el Everest, la montaña más alta del mundo, en invierno y sin oxígeno artificial. Pero la verdad que a mí lo que me deja sin oxígeno es toda esa gente que vino