CRÓNICA | ¡Hasta pronto, Everest!

Esto no es un adiós, es un hasta luego. El Everest no ha querido que este año conquistemos su corazón, pero lo que tengo claro es que a mí sí que me ha robado el corazón. Sueño, cada día, desde el 25 de diciembre que salimos de casa, con llegar a esos 8848 metros que nos separan del cielo, pero la avaricia no sirve de nada en la montaña. Nunca hay que ir en contra de la naturaleza; eso es algo que he aprendido durante toda mi carrera en la que he vivido momentos muy difíciles: si no quieres que la montaña acabe contigo, no intentes someterla; respétala y cuídala.

17097816_1128949257232113_3396317744349765860_o

Aunque yo me sienta muy fuerte física y psicológicamente, el invierno no ha dado tregua, el fuerte viento nos tiraba al suelo y la previsión para los próximas días es terrorífica. Sin embargo, no hay duda de que ha sido la expedición más especial de mi vida: me he llegado a sorprender conmigo mismo, y por la gran expectación creada entorno a esta expedición y al mundo de la montaña y el alpinismo en general. Me emociono solo de pensarlo. Y por supuesto, sin ninguna duda, la guinda del pastel sois todos vosotr@s, que os he sentido en cada minuto como si fueseis mi familia, apoyándome en cada logro y en cada momento complicado. Os prometo que volveré a esta montaña que me ha robado el corazón de la manera más pura. Os quiero.

Redes sociales:

Facebook: https://www.facebook.com/alex.txikon.5/

Twitter: https://twitter.com/alextxikon?lang=es

Instagram: https://www.instagram.com/alextxikon/

Alex

;)

       

Últimas noticias

 
AX | Valoración de la expedición invernal del Everest (8848 m)
Ahora que ya ha pasado un mes desde que volvimos de la expedición invernal del Everest sin uso de oxígeno artificial, me veo en condiciones de hacer una valoración. Sin duda, ha sido uno de los retos más duros a los que me he enfrentado, y no sólo por las condiciones más extremas, sino por
CRÓNICA |Ataque a cumbre ¡Vamos allá!
Tras la llegada al Campo 2 (6400m) y permanecer allí un día aclimatándonos, estamos preparados para el asalto a la cumbre. Ha sido una noche dura en el Campo 2 con temperaturas mínimas de -35° y un viento helador. Por suerte, hemos podido avanzar y ya estamos en Campo 3 (7100 m). Para variar, la