Campo 2 en la vía británica del Kangchenjunga.

Kangchenjunga 2014 Campo 2-2
Kangchenjunga 2014 Campo 2-3
Kangchenjunga 2014 Campo 2-4
Kangchenjunga 2014 Campo 2-1

Alex Txikon y sus compañeros de expedición, el kazajo Denis Urubko y el polaco Adam Bielecki, ya están de vuelta en el campo base tras su segunda incursión en el Kangchenjunga (8.586 m). Los tres alpinistas, a los que les acompañan los rusos Artem Braun y Dmitri Sinev en labores de apoyo, están realizando la aclimatación en la vía británica de la cara norte antes de intentar abrir una nueva ruta en estilo alpino por el centro de la pared.

El grupo ha instalado el campo 2 a 6.600 metros de altitud y ha equipado la ruta hasta los 6.900 metros después de trabajar en la zona técnicamente más exigente de la ruta durante cinco días. Se han quedado a menos de 200 metros del collado Norte tras encontrar un tramo muy duro de hielo vivo prácticamente vertical y de unos 100 metros de altura.

“Hemos trabajado muy duro y hemos acabado muy cansados, pero hemos vuelto al campo base muy satisfechos porque prácticamente hemos cumplido con el plan previsto. No hemos llegado al collado Norte por muy poco, pero hemos equipado los tramos más difíciles de la ruta”, explica el alpinista de Lemoa por el teléfono vía satélite. “Y la aclimatación empieza a dejarse notar. Ayer bajamos desde el campo 2 hasta el campo base en cinco horas. ¡Y eso que hay casi nueve kilómetros desde el campo base hasta el inicio de la pared!”, añade.

Un elemento que ha hecho más duro el trabajo en la montaña han sido las condiciones meteorológicas. “Hemos pasado bastante frío y casi todas las tardes ha nevado algo. Aunque el frío creo que nos va a acompañar toda la expedición por que al ser cara norte el sol no pega en la pared hasta las diez y media de la mañana”, afirma Alex Txikon.

El susto lo protagonizaron los integrantes de la segunda cordada del grupo, Adam Bielecki, Artem Braun y Dmitri Sinev. Ayer, cuando descansaban en el campo 2, se vieron sorprendidos por una pequeña avalancha que cubrió su tienda de campaña. Tras recuperarse de susto inicial y comprobar que se encontraban perfectamente, decidieron descender al campo base, al que llegaron bien entrada la noche. “Todo ha quedado en un susto, pero nos viene bien para no bajar la guardia en una montaña que no ofrece margen de error”, explica Alex.

Tras descansar un par de días, el plan del grupo es realizar la tercera y definitiva incursión en la montaña antes de realizar ya el ataque a cumbre. “Si el tiempo nos lo permite, el lunes volveremos a la vía. La idea es llegar hasta aproximadamente los 7.500 metros de altitud, donde montar el último campo de altura. Después de eso, la próxima vez que nos metamos en la ruta será para ir a por la cumbre”, detalla Alex.

Podéis seguir la expedición de Alex Txikon día a día en sus redes sociales: Facebook: www.facebook.com/alex.txikon.5 y Twitter: @AlexTxikon

También podéis seguir la progresión de Alex Txikon en tiempo real gracias al servicio de posicionamiento por GPS Racetracker. El enlace es el siguiente: http://alextxikon.grupok35.com

       

Últimas noticias

 
DESAFÍO | Donde casi todo se acaba
En medio de Azpeitia, dentro de la ambulancia, a punto de que mi vida se apague, pregunto a Andoni Ormazabal una y otra vez:  Andoni, hiltzen ari naz!! Andoni hil ingo naz?? Mediados de marzo. Aún nos encontramos en Nepal; ya rondan en mi cabeza nuevos retos y sobre todo pienso que volveremos a intentar el
CRÓNICA | ¡Hasta pronto, Everest!
Esto no es un adiós, es un hasta luego. El Everest no ha querido que este año conquistemos su corazón, pero lo que tengo claro es que a mí sí que me ha robado el corazón. Sueño, cada día, desde el 25 de diciembre que salimos de casa, con llegar a esos 8848 metros que