CRÓNICA | Los primeros días en el Campo Base (5.250 m)

El Campamento Base (5.250 m). Nuestra casa y habitaculo durante las próximas semanas. Es un verdadero lujo ser la única expedición en el CB; puesto que durante el año, suele estar masificado. Pero, por suerte, en invierno, somos los únicos habitantes a los pies del techo del mundo.

2017-01-06-cb-9

 

5 de enero, primer día en el Campo Base. Montamos todas las tiendas, ponemos cada cosa en su sitio, nos aclimatamos a dicha altura, y comenzamos, en la medida de lo posible, a crear un espacio acogedor en el que poder sentirnos como en casa.

img-20170105-wa0021

img-20170105-wa0022

6 de enero, hemos amanecido con fuerza tras la primera noche en el CB y nos hemos dispuesto a preparar la Puya, una celebración budista para atraer a la buena suerte. Hemos depositado nuestro material (botas, crampones…) y los hemos bendecido. La verdad es que… ¡hemos vivido momentos muy emocionantes!

2016-01-06-puya

 

2016-01-06-puya-2

 

2016-01-06-puya-3

 

Aquí, tenemos una temperatura entre los 14-18 grados bajo cero, y disponemos de varias horas de luz; concretamente, entre las nueve y media de la mañana, y las cuatro de la tarde; ¡un valor incalculable para nosotros!

2017-01-06-cb-1

 

2017-01-06-cb-2

 

2017-01-06-cb-3

 

2017-01-06-cb-5

 

2017-01-06-cb-8

 

Tengo muy buenas sensaciones, me siento con mucha fuerza y ganas. Esto es duro, hay que trabajar muchísimo, pero estoy muy contento; con confianza.

2017-01-06-cb-4

 

2017-01-06-cb-12

 

2017-01-06-cb-14

 

2017-01-06-cb-11

 

2017-01-06-cb-6

 

2017-01-06-cb-10

 

2017-01-06-cb-13

 

Alex

;)

       

Últimas noticias

 
CRÓNICA | ¡Hasta pronto, Everest!
Esto no es un adiós, es un hasta luego. El Everest no ha querido que este año conquistemos su corazón, pero lo que tengo claro es que a mí sí que me ha robado el corazón. Sueño, cada día, desde el 25 de diciembre que salimos de casa, con llegar a esos 8848 metros que
AX | ¡Sorpresas te da la vida!
En ese instante de felicidad en el que pensaba que la mayor experiencia de mi vida no podría superarse, llega el italiano Reinhold Messner (Tirol del Sur, 1944) al Campo Base, mi mayor ídolo e inspiración, para apoyarme en mi reto de intentar ascender el Everest en invierno y sin oxígeno artificial. “El dios de